11/28/21 - PRIMER DOMINGO DE ADVIENTO

 Queridas Hermanas y Hermanos:

     Este Domingo entramos ya en la temporada de Adviento, y luego en Navidad. Es el momento en que nos sentimos cercanos a Dios, porque sabemos que Jesus se convierte en un hombre para estar entre nosotros, y todos podemos relacionarnos fácilmente con El como un bebe. Al comenzar este Adviento, es un poco impactante ya que para este primer Domingo de Adviento, seguimos leyendo las lecturas que aun continúan hablando sobre el fin del mundo, el fin de los tiempos. Probablemente sea la parte mas radical y algo aterradora del Evangelio, cuando Jesus predice increíbles eventos cósmicos y confusión humana, en lo que sucederá como la Segunda Venida de Cristo será inminente. Podemos decir, que las lecturas se volvieron aun mas radicales y desafiantes, como las del Domingo de Cristo Rey del Universo.

    Podemos preguntarnos, ¿Por qué la iglesia llamaría nuestra atención sobre una parte tan aterradora del Evangelio al comienzo de una temporada tan hermosa, que termina con la gentil venida de Jesus a morar entre nosotros? La razón ciertamente no es para asustarnos, sino para traer a nuestra atención la parte integral del Evangelio, que el fin del mundo como sabemos que es inevitable, y seguramente será aterrador para cualquier que viva en esos tiempos.

   Entonces en cierto sentido, no podemos dejar de contemplar la gloria de Cristo Rey, pero debemos ser conscientes de la realidad, de como llegaremos allí, para que no seamos superados por los eventos, que nos llevaran a la gloria del cielo, a través de los acontecimientos del fin de los tiempos.

   Esta es la razón por la que no podemos dejar de preparar un lugar para Cristo en nuestra vida. Por eso a la gloria de Cristo Rey le sigue el renovado llamado a la vigilancia hasta que se cumplan las ultimas promesas de Jesus en el fin del mundo. He aquí la razón por la que la Iglesia sigue volviendo a contemplar y celebrar a Jesus viniendo en la palabra y el sacramento hasta que El regrese. Este es uno de los últimos mandamientos de Jesus para nosotros: celebrar Su Conmemoración hasta que El venga en gloria.

   Entonces, el Adviento y todo el calendario litúrgico es parte de este proceso de esperar la Segunda Venida de Jesus sobre el fin del mundo. Hasta entonces, Jesus esta escondido en la presencia sacramental, y seguimos preparando nuestra fe, para que no nos asustemos ese dia, por terrible y glorioso que sea.

   Esta es la motivación detrás de la necesidad continua de nuestra relación con Jesucristo, y no podemos descansar de relacionarnos con Jesus. El es la única respuesta a lo que nos sigue llegando hasta el fin del mundo. Esta relación que tenemos con Jesus es lo mas importante de nuestra vida. Es la relación que durara toda la eternidad, mas alla del fin del mundo. El Adviento anual es solo el comienzo de la preparación para el Adviento, que es el fin del mundo físico como lo conocemos, el fin de los tiempos cuando los muertos se levantaran de las tumbas para la vida eterna. Entonces veremos la gloria de Dios en todas las cosas. Hasta entonces, continuamos orando y celebrando con la moda anual, recordándonos la realidad que esta por venir.

     La Segunda Venida de Cristo es la única respuesta y alternativa que tenemos a la oscuridad y el vacio de nuestras propias tumbas. Nadie mas que Cristo puede iluminar a ese otro, independientemente del paso del mundo, y Jesus es el único que levanta nuestras almas de las tinieblas de nuestras tumbas. Este es el verdadero Adviento, ya que los que han muerto esperan la resurrecion de sus cuerpos para la vida eterna. ¡Ven Señor Jesus! Estamos esperando, nos estamos preparando para ti. ¡Busquemos a Cristo que viene! ¡Que tengan un bonito Adviento!

   Quiero agradecer a todos los que nos ayudaron a servir a nuestras familias pobres con la comida de Acción de Gracias. Servimos a las familias con canastas de comida y pavos. Es un signo de su gran generosidad con Dios y con nuestra parroquia. Gracias a todos!!!

Dios les bendiga a todos siempre!!!

P. Stan